Los genes, responsables de ser golosos

En una buena tienda de golosinas en Linares como puede ser La Gaviota de Linares, podrás encontrar un gran número de dulces propuestas que te encantarán, pero... ¿sabes por qué pueden gustarte tanto? Los responsables podrían llegar a ser tus genes.

Un gen tiene la culpa de que seamos golosos

Según un estudio, existe un gen que es el encargado de impulsar una mayor ingesta de azúcar, pero que también, y aunque suene raro, estaría relacionado con una menor cantidad de grasa en el cuerpo.

Los investigadores del estudio destacaron este gen, llamado FGF21, en cuanto a su papel en la regulación de la ingesta de lípidos y carbohidratos. Recientemente se ha evidenciado que una variante de este mismo gen, puede ser el encargado de "decidir" cuánto nos gustan los productos con azúcar.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Cell Reports y se sugiere que esta variante genética, es la que nos impulsa a que comamos más dulces.

Asimismo, se asegura, que esta línea de investigación podría llegar a cambiar el pensamiento acerca de cómo nuestra composición genética puede llegar a afectar lo que comemos y todo aquello que desearíamos comer cuando estamos a dieta.

Estas son algunas de las razones por las cuales tenemos tendencia a disfrutar comiendo dulces… y claro, visitar una tienda especializada es toda una tentación a la que seguramente muy pocas personas podrán resistirse. Bombones, gominolas, regalices, tartas dulces… hay tantas y tantas propuestas que puede que acabemos teniendo dudas de por cuál decidirnos.