Las chucherías son para todos

Cuando hablamos de cestas de chucherías rápidamente las asociamos a niños pero lo cierto es que una cesta repleta de dulces y golosinas es algo que gusta a todo el mundo así que... ¿por qué hay que esperar a un cumpleaños o a una celebración especial para darse un capricho?

Una cesta de chucherías es un acierto con muchas ventajas

Llevar una cesta de chucherías a casa es llevar una alegría para cualquier persona, desde los más pequeños hasta los más mayores. Seguro que recuerdas con cierta nostalgia tu infancia con algunas gominolas, caramelos, etc. Ahora se pueden degustar en cualquier momento, tanto con las chucherías clásicas como de las más modernas.

Eso sí, hay que hacerlo con cierta moderación para no tener una gran subida de azúcar ni ganar demasiadas calorías, aunque deleitarse con chucherías puede tener ciertos beneficios, ¿los conoces?

Por ejemplo, el azúcar, nos ayuda a que nuestro cuerpo tenga energía, pero al comerlas el cerebro libera endorfinas y hormonas que hacen que nuestro estado de ánimo mejore e incluso nos ayudan a sobrellevar mejor esos momentos en los que se puede estar algo bajo de ánimos. Así de sencillo, con tan solo darse un capricho de estos de vez en cuando,

También nos ayudan a fortalecer las mandíbulas, sobre todo los chicles. Algo muy beneficioso para tenerlas preparadas para comer cualquier clase de alimento. Pero si hay algo destacable de una cesta de chuches es la sonrisa de un niño o una niña cuando se la damos.

¿Hace cuánto no te das un capricho?